Fibra óptica, la historia de una revolución tecnológica

fibra optica blog

El origen de una nueva tecnología, la fibra óptica

Aunque nos resulte cotidiano, el término fibra óptica ha tardado en llegar a nuestros hogares un largo tiempo, suficiente como para perfeccionar este tipo de tecnología tal y como la conocemos a día de hoy.

Es uno de los grandes descubrimientos del siglo XX que se fundamenta sin embargo, en conocimientos y estudios mucho más antiguos. Durante el siglo XVIII, Claude Chappe desarrolló un sistema de telégrafo óptico, que basaba su transmisión de datos en la luz como portadora de información. El sistema adolecía de un descontrol casi total del haz de luz, es en el año 1840 donde se sientan las bases del confinamiento de la luz de la mano de Daniel Colladon y Jacques Babinet, también franceses.

El concepto de la refracción permite que John Tyndall (1870) comience a utilizar materiales para transmitir luz, en su caso agua.

Narinder Singh Kapany, el padre de la fibra óptica

Un joven indio que llega a Londres, licenciado en Ciencias Físicas, se obsesiona con los estudios realizados por John Tyndall. Los trabajos de su equipo de investigación comandados por Harold Hopkins, sentarían las bases de lo que hoy conocemos por fibra óptica.

A partir de aquí las aplicaciones de la tecnología pasaron directamente a la especialidad de la medicina. En el año 1956 se podían realizar endoscopias con un sistema de sonda flexible. Para las telecomunicaciones faltaba algo más de tiempo, a partir de 9 metros de longitud las perdidas de información no eran soportables a nivel de cualitativo.

Un proceso de fabricación revolucionario, con varios implicados

Disminuir la atenuación de la señal sobre los enlaces de fibra fue un proceso largo, que comenzó con las investigaciones de Charles Kuen Kao y George Hockham. Ellos tenían claro que el sistema de telecomunicaciones del futuro pasaba por la luz y el vidrio. Los procesos de fabricación debían mejorarse hasta desarrollar fibras con atenuaciones imperceptibles.

Corning Glass, a la que hoy conocemos por sus patentes en cristales flexibles para smartphones, fue capaz de desarrollar fibras con atenuaciones de 0,5 dB/Km.

La primera transmisión telefónica sobre fibra óptica se produjo el 22 de Abril de 1977, el primer paso de una revolución que envolvería al mundo en una super-red de telecomunicaciones.